La comida mueve al mundo

Las plantas no crecen para ser más grandes, los animales no se desplazan para pasear, las organizaciones no trabajan sin profit. Todo organismo necesita comida, para sobrevivir y reproducirse.

Las especies evolucionan cuando todos sus individuos lo han hecho

La Selección Natural determina cuáles son los rasgos característicos que prevalecerán en el grupo. Los individuos que tengan esos rasgos sobrevivirán. Los que no los tengan, desaparecerán. En las organizaciones esos rasgos pueden difundirse a través de la educación, el entrenamiento y -principalmente- el ejemplo.